Trucos para que encuentres tu base de maquillaje perfecta

Elegir una base de maquillaje que se adapte a tus necesidades no siempre es algo fácil de conseguir. En ocasiones podemos caer en errores que hagan que ese maquillaje que habíamos elegido, nos decepcione.

Te contamos todos los trucos para que elijas el maquillaje perfecto para ti.

¡Cuidado con las texturas!

Si tu base de maquillaje te marca alguna arruga o línea de expresión, quizás es porque has elegido una demasiado densa. Opta por una textura fluida. Los maquillajes compactos o en barra son mucho más ligeros, pero suelen tener una mejor cobertura y duración que las que son en crema.

Para probar el  tono, mejor en el mentón

Evita probarla en la mano o en el brazo, ya que en esas zonas de la piel el tono es diferente. Lo mejor es probarla en el mentón difuminándola un poco para comprobar si el tono se integra bien con el cuello

Mismo tono ¡o incluso un poco más claro!

Si utilizas un tono que sea ligeramente más claro con el de tu piel, ya que son las que más rejuvenecen (Ojo con pasarse, no queremos que parezcas un muerto viviente). Existe la creencia de que utilizar un tono un poco más oscuro oculta mejor las imperfecciones, pero lo que en realidad consigue es que tu piel parezca más envejecida.

Una base para cada necesidad

Si tu piel es grasa, busca siempre que tu base sea oil-free o libre de aceites para evitar que aparezcan esos odiosos brillos. Existen también bases que evitan que se les marque las pielecillas típicas de una piel seca, o iluminadoras, perfectas para animar las pieles apagadas. Busca una base con activos anti-edad si tu piel es madura.

Ya ves que hay bases para todo tipo de pieles y necesidades. Lo importante es saber elegir la que mejor se adapte a ti para conseguir estar perfecta durante todo el día.