Trucos para conseguir un delineado perfecto

Sin duda un buen delineado de ojos puede ser la estrella de cualquier maquillaje. Ya sea acompañado de sombras o sin ellas, delinearte los ojos conseguirá realzar tu mirada y centrar en ella todo el protagonismo. Y además, gracias a su versatilidad podrás adaptarla tanto a looks de día como de noche.

Líquido, en lápiz o en gel. ¡Tú decides!

Hay chicas que prefieren el formato en gel y otras se decantan por el líquido. Lo importante es que elijas el que más se adapte a tus necesidades y con el que mejor te apañes a la hora de utilizarlo. Pero debes tener en cuenta que si elijes el lápiz, no sólo te será más difícil lograr unos trazos definidos, sino que además te durará menos tiempo. Para un resultado natural quizás sea la mejor opción, pero si lo que quieres es conseguir un delineado más marcado y dramático, mejor que optes por cualquiera de los otros dos formatos.

Practicar es la base del éxito

Si eres nueva en esto de delinearte los ojos, no te preocupes. En Youtube encontrarás multitud de videos de chicas que te enseñan cómo hacerlo. ¿El secreto? Practicar mucho. Una vez domines la táctica, hacerte un buen delineado será cosa de coser y cantar.

Y si te equivocas con el trazo… ¡que no cunda el pánico! Pues con un pequeño bastoncillo de algodón y un poco de desmaquillante para ojos, puedes retocar con cuidado aquella parte que quieras cambiar.

Por fin has conseguido un delineado perfecto. ¿Y ahora? ¿Cómo hacer para que te dure por más tiempo? Para conseguir un resultado duradero, no olvides utilizar estos dos productos:

Primer paso: Prebase de ojos: Es quizás, el producto estrella que todas deberíamos tener en nuestro neceser. La prebase de ojos fijará cualquier producto que nos apliquemos después de él por mucho más tiempo. Y si por cualquier razón no tienes, siempre puedes recurrir al clásico corrector líquido, que igualará el tono de tu párpado y hará ese efecto prebase que necesitas.

Último paso: Sombra en polvo negra:

Cómo último paso, te recomendamos que repases el dibujo de tu delineado con un poco de sombra negra en polvo. Con ello, no sólo conseguirás una mayor intensidad, sino que además quedará fijado y se mantendrá intacto por mucho más tiempo.

Con estos sencillos trucos conseguirás que tu delineado se mantenga intacto durante muchas horas.