Strobing – La mejor manera de iluminar tu rostro

Al fin ha llegado el momento de decirle adiós al contouring y darle la bienvenida a una nueva tendencia: el strobbing. Actualmente es muy común ver la técnica del contouring, o contorno, usada una y otra vez en pasarelas, celebs y servicios fotográficos, pero poco a poco el strobing se ha hecho notar gracias a los toques de frescura y luminosidad que otorga a la piel.

El strobing es la técnica de maquillaje que “esculpe” el rostro enfatizando sólo las luces y reflejos que se crean en él de manera natural. Al contrario del contorno, esta técnica no requiere de rubor o bases oscuras para delinear las facciones del rostro, porque en el momento en que la piel captura la luz ésta inevitablemente crea sombras que definen el rostro. ¡Una alternativa súper rápida y sencilla para quien no haya logrado hacer el contouring a la perfección!

¿Cómo comenzar? Una cosa es cierta, el strobing se concentra en dar una apariencia natural y saludable, por lo cual mantener una piel limpia y bien hidratada es primordial. Para esto, se comienza aplicando alguna crema hidratante para después seguir con un serum iluminador. Con esta base, parecerá que la piel “resplandece” desde el interior.

Definir usando sólo la luz. Dependiendo del tipo de piel, se debe elegir el maquillaje iluminador que mejor se adapte: puede ser en crema, en gel, en polvo, o incluso en stick. Para aplicarlo es recomendable hacerlo en un lugar que alumbre bien el rostro para poder identificar las partes que naturalmente se iluminan y profundizan ante la luz. Las facciones principales que debes resaltar son los pómulos y el hueso debajo de las cejas, creando una “C” al rededor de los ojos. Otros puntos que atrapan la luz son la nariz, la frente, y la barbilla. Para terminar el look es preferible difuminar bien el maquillaje con una brocha plana (o “lengua de gato”) para evitar que la piel se vea grasosa o manchada, pues la luz del rostro debe verse radiante y traslúcida de manera natural. Si quieres agregarle una nota de color a tu look, puedes optar por un rubor de color claro y natural o un bálsamo hidratante para tus labios.

¿Qúe evitar? Recuerda que el strobing se trata de hacer que la piel se vea hidratada, joven y fresca, así que es mejor mantenerse alejado de productos en polvo muy pesados, bronzers, rubores fuertes y productos con tonos metálicos.

Es obvio que esta técnica es más que perfecta para los tiempos de verano, pero su fácil aplicación hace que se convierta en un favorito para todos los días.