La mejor rutina de belleza a bordo de un avión

rutina de belleza en el avión

Cuando nos encontramos a 10mil kilómetros de altura en un avión en camino a una meta turística nuestra mayor preocupación tiende a recaer sobre nuestra piel. El aire presurizado de la cabina y las horas interminables de viaje pueden causar estragos en nuestro rostro, pero no significa que no podamos hacer algo al respecto.

Con el posible riesgo de parecer un poco extraña (todo sea por el cuidado de la piel), puedes convertir tu vuelo a bordo del avión en un régimen de belleza digno de un spa. No importa si tu vuelo tarda 2 ó 18 horas, tu piel no sufrirá las duras condiciones de viajar a tal altura.

Minimiza el maquillaje
Mantén tu maquillaje al mínimo aplicando sólo corrector debajo de los ojos, tu bálsamo o lipstick favorito y un toque de rímel en las pestañas.

¡Cuida tu cabello también!
Antes de subir al avión cuida tu cabello con una crema hidratante, especial para suavizar el cabello sin dejarlo con una textura grasa.

Limpia e hidrata tu rostro
Con un algodón y agua miscelar, remueve las impurezas y maquillaje de tu rostro (a excepción de los ojos) para permitir que la crema hidratante penetre sin problemas. Puedes utilizar un serum o loción hidratante dependiendo de las necesidades de tu piel.

Mascarillas
Descuida, no parecerá que estás en el salón de belleza. Existe un sinnúmero de mascarillas en gel o crema que puedes aplicar a bordo del avión, pues son completamente transparentes, no tienen brillo, y están cargadas de nutrientes y ácido hialurónico que mantendrán tu piel radiante e hidratada.

Mantén tus ojos hidratados
Los bálsamos hidratantes para ojos vienen en pequeños empaques del tamaño perfecto para viajar. Aplicar un bálsamo al rededor de los ojos impedirá que tu mirada luzca cansada después de un largo viaje.

Agua, agua y más agua
Ninguna crema es milagrosa. Mantenerte hidratada por dentro ayudará a que tu rostro y tu cabello se mantengan bien hidratados durante el viaje.

¡Lista para el retoque!
Cuando estés a punto de aterrizar, remueve los residuos de cremas y mascarilla que aún estén sobre tu piel con un poco de agua miscelar y un algodón. Una vez limpia, aplica tu crema hidratante de día y un ligero toque de maquillaje. No olvides aplicar un polvo o corrector iluminador, despertará tu mirada en cuestión de segundos.

Con estos prácticos consejos no sólo convertirás tu viaje en una experiencia de relajación y comfort, ¡quien esté a tu encuentro quedará sorprendido de lo guapa y radiante que luces al bajar del avión!


(c) Can Stock Photo