Trucos para una manicura perfecta por más tiempo

¿Nunca te has preguntado por qué, en ocasiones, el mismo esmalte de uñas te dura casi una semana entera y otra ni dos días? No sólo tiene que ver con el tipo de esfuerzo que hayamos realizado esa semana, existen también otros factores que hacen que tu manicura aguante en perfectas condiciones durante más tiempo.

Evidentemente, la calidad del esmalte que utilicemos influye mucho en el resultado que obtengamos y en su duración. Cuanto mejor sea la calidad de la fórmula del esmalte, mejor adhesión tendrá en nuestra uña.

Pero, además, existen ciertos trucos para conseguir que tu manicura aguante en perfecto estado durante más tiempo. Así que coge papel y lápiz para apuntarlos.

  1. Vigila que tu esmalte esté en perfecto estado.

Si el esmalte que quieres utilizar tiene mucho tiempo, lo más probable es que se haya espesado. Si el producto no está en buenas condiciones, no conseguirás un buen resultado. Pero si no quieres tirarlo porque te encanta ese color, existen algunos trucos para revivir el esmalte de uñas, como introduciéndolo al baño maría durante unos segundos o utilizando unos productos específicos que sirven para recuperar el esmalte cuando este se espesa.

  1. Limpiar las uñas con quitaesmalte

Este es un paso obvio cuando vas a retirar el esmalte para pintarlas de nuevo. Pero, si no es así, es un paso importante, ya que la grasa y suciedad que se van depositando sobre las uñas son los culpables de que este no se adhiera correctamente. Así que lo mejor, es que te laves las manos antes y pases un algodón con un poco de este producto para garantizar que tu manicura dure más.

  1. Aplica una base.

No apliques el color directamente sobre tus uñas, ya que si el color es intenso corres el riesgo de amarillearlas. Utiliza primero un esmalte transparente a modo de pre-base. Existen muchos tipos diferentes con tratamiento: vitaminada, endurecedor, antiestrías… Esta base no sólo hará que la pintura dure más tiempo, sino que además reparará cualquier imperfecto.

  1. Aplica el color en finas capas

Una de los motivos principales de que el esmalte se descascarille es una aplicación deficiente. Si aplicas capas gruesas, éstas tardarán en secar corriendo además el riesgo de que aparezcan burbujitas. Tiene que hacerse en capas finas, aplicando en movimientos ascendentes desde la raíz al borde de las uñas. Tampoco es bueno hacer el mismo recorrido varias veces. No apliques una segunda capa hasta que la primera no esté completamente seca.

  1. Top coat como toque final

Cuando hayas acabado y tu esmalte ya esté seco, es conveniente que utilices un top coat. Esto es una capa de esmalte transparente para sellar y proteger el color además de aportar. Te recomiendo las fórmulas de tipo gel.

Un truco si tienes prisa es utilizar el secador del cabello durante unos segundos en tus uñas, pero vigila que esté en temperatura fría y a la velocidad mínima.

  1. Mantenimiento

Este es un paso importante que no mucha gente conoce, y es que, para mantener tu manicura en perfecto estado, lo mejor es aplicar de nuevo una fina capa extra de top coat. De esta manera, no sólo reforzará el color esmalte, sino que además recuperará su brillo.

Aplica estos consejos y lleva a todas partes una manicura impecable.