¿En qué te beneficia la meditación?

Todos hemos oído que “la meditación es buena”. ¿Pero bueno en qué términos? Hay personas que lo practican hace más de 10 años y los estudios científicos demuestran los grandes y maravillosos beneficios de la meditación. Hoy en día las horas corren, todo sucede más rápido y más de uno busca técnicas relajantes para descansar y meditar, tomarse unos segundos para conectarse con uno mismo, con nuestra propia realidad las que encontramos cuando meditamos. Es bueno saber cómo los buenos hábitos afectan nuestro cerebro, por eso nos preguntamos ¿en qué nos beneficia la meditación? Mira lo que está pasando adentro nuestro cuando practicamos meditación y verás lo que sucede…

Bueno, ¡he hecho que suceda! La meditación es tan poderosa como pensé que sería. Si todavía no te temaste unos minutos para realizar esta práctica milenaria y poderosa para todos nuestros sentidos, te recomiendo que comiences por unos minutos al día y veas los cambios.

Respira profundo y exhala mientras comienzas a leer la lista definitiva de los beneficios que la meditación te puede proporcionar:

Beneficios fisiológicos:

Reduce el consumo de oxígeno, disminuye la frecuencia respiratoria, aumenta el flujo sanguíneo y reduce la marcha del ritmo cardíaco, aumenta la tolerancia al ejercicio, lleva a un nivel más profundo de relajación física, es bueno para personas con presión alta, disminuye la tensión muscular, ayuda en enfermedades crónicas (alergias, artritis, entre otras), ayuda a la cicatrización post-operatoria, mejora el sistema inmunológico, mejora la energía y fuerza, aumenta la resistencia de la piel, mejora el flujo de aire en los pulmones,  cura el dolor de cabeza, alivia el asma, ayuda en la construcción de la energía sexual y el deseo.

Beneficios psicológicos:

Construye mayor confianza en uno mismo, aumenta el nivel de serotonina, el estado de ánimo y el comportamiento, resuelve las fobias, ayuda a controlar pensamiento, mejora la atención y concentración, aumenta la creatividad, aumento de la coherencia de las ondas cerebrales, mejora el aprendizaje la capacidad y la memoria, desarrolla intuición, elimina los malos hábitos, purifica tu persona, desarrolla fuerza de voluntad, mayor comunicación entre los dos hemisferios cerebrales, aumenta la satisfacción en el trabajo, disminución en el potencial de la enfermedad mental, mejora el comportamiento, menos agresividad.

Beneficios espirituales:

Ayuda a mantener las cosas en perspectiva, proporciona tranquilidad y felicidad, ayuda a descubrir tu propósito, autorrealización aún mayor, aporta sabiduría y crecimiento, entendimiento más profundo en sí mismos y otros, mantiene cuerpo, mente y espíritu en armonía, aumenta la aceptación de uno mismo, ayuda a perdonar, cambia tu actitud frente a la vida, crea una relación más profunda con uno mismo, aumenta la la sincronicidad en su vida.

¿Notaste la diferencia en estos minutos de práctica? Aquí tienes más de veinte razones para comenzar hoy mismo a encontrarte con ti misma y mejorar tus problemas, destacar tus virtudes y emprender tus propios proyectos con total claridad.