7 Pasos para dormir mejor

dormir mejor

En muchas ocasiones, y sin importar cuánto lo intentemos, es imposible dormir después de un día ajetreado. En otras ocasiones, y sin importar cuánto hayamos dormido, sentimos como si no hubiéramos descansado en toda la noche. La mayoría de los problemas del sueño no siempre están relacionados con el insomnio. Algunos casos tienen que ver con la calidad del sueño y nuestras rutinas de descanso, lo cual influye mucho sobre qué tan cansados nos podemos sentir el día siguiente.

Los factores que influyen en nuestras horas de sueño no pueden ser controlados al 100%. Un mal día, responsabilidades, peleas, o en muchos casos emoción y expectativas nos pueden mantener despiertos toda la noche, pero siguiendo esta serie de pasos estarás más cerca de conciliar el sueño y levantarte con ánimo para el siguiente día.

1. Cuando cocines tu cena, recuerda que no debes comer ni mucho ni poco. Es recomendable que elijas una cena ligera que no tenga altos niveles de azúcares o carbohidratos, pues su digestión puede impedir que descanses bien.

2. ¡Atento a lo que bebes! Trata de evitar bebidas alcohólicas al menos 30 minutos antes de ir a la cama. Tu última taza de café (en caso de que la cafeína te cause insomnio) deberá ser al rededor de las 2pm.

3. Empezar tu día con una rutina de ejercicio matutina ayudará a que tu cuerpo te pida el tiempo necesario para reponerse de noche, haciendo que concilies el sueño de manera más rápida y profunda.

3. Asigna un horario para revisar todos tus dispositivos electrónicos antes de ir a dormir, pero una vez en la cama recuerda que el tiempo para electrónicos se acabo! El exceso de la luz de estos dispositivos inhibe la producción de melanina, la cual está a cargo del ciclo de sueño de nuestro cuerpo.

4. Utiliza tu cama sólo para dormir. El usar tu cama o habitación para otros quehaceres, comer, ver películas y trabajar sólo complicará tu hora de dormir y hará que te sientas aún activa.

5. Establecer un horario para dormir y despertar a la misma hora creará un ciclo al cual tu cuerpo se acostumbrará con el tiempo, con el beneficio de no acortar ni desplazar las horas de sueño que necesita.

6. Invertir en un buen colchón, una almohada y un juego de sábanas es un detalle que muchos dejan pasar. No importa si es suave o firme, el colchón debe ser cómodo para quien lo utilice, al igual que la almohada. En cuanto a las sábanas, asegúrate que estén siempre limpias para evitar irritación y malos olores que dificulten tu sueño.

7. Haz de tu habitación un santuario. Para aquellos que duerman las debidas 8 horas pero no sientan el descanso, una habitación oscura y sin ruido es la solución perfecta para un sueño ininterrumpido y profundo.


(c) Can Stock Photo