6 Tips para no perder tu motivación deportiva

Es imposible negarlo, todos hemos pasado por esta fase en algún momento de nuestra rutina de ejercicio. Se comienza siempre con buen ánimo y energía, se modifican hábitos alimenticios y se adaptan horarios. Pero llega un tiempo, sobre todo en invierno, en el que nos encontramos con un sinnúmero de razones para evitar hacer deporte.

Al apagar el despertador y ver el cielo oscuro por la ventana es muy probable que no saltes de la cama con emoción para ir a ejercitarte, pero los siguientes tips te ayudarán a encontrar la motivación que necesitas y a no saltarte un día más de fitness:

  • ¡Que se haga la luz!
    Al despertarte por la mañana, comienza por encender una pequeña lamparita y no quedarte a oscuras. El ver tu habitación oscura hará que el pararte de tu cama resulte más difícil.
  • Elige tu música favorita
    Con algunos días de anticipación, elige y descarga canciones nuevas que te mantengan motivado. Puede ser el último álbum de tu cantante favorito, una canción que buscabas desde hace tiempo o una playlist nueva que encontraste online.
  • Recuerda tus metas a largo plazo
    Lo mejor de las metas a largo plazo es que pueden ser divididas en rutinas o metas más pequeñas. Cuando comiences a pensar que dejar el ejercicio sería una buena opción, recuerda hasta dónde has llegado y lo bien que has logrado ganar cada pequeña victoria de tu meta a largo plazo.
  • Aprovecha el clima
    Ya sea que te estés preparando para un workout en invierno o en verano, piensa lo bien que el clima te hará sentir. Si el clima es demasiado frío, piensa en lo bien que te sentará esa sesión de cardio para levantar tu temperatura corporal. Si piensas ejercitarte en un día de verano, opta por una caminata o carrera en el exterior, gozando del aire cálido y un bonito amanecer.
  • Cambia tu outfit
    Es cierto que no se puede ir de compras un día sí y el otro también. Sin embargo, puedes encontrar mil maneras de combinar tu look no sólo por colores, sino por las necesidades del clima y de tu rutina. El dejar tu ropa preparada la noche anterior te aventajará en la mañana siguiente y te dará un extra de motivación.
  • Elige un compañero
    Hacer ejercicio con un compañero no sólo crea una inmensa motivación mutua, sino también crea una cierta responsabilidad con la cual no te será tan fácil ausentarte en tus días de deporte.

Y por último: es necesario relajarse también. El deporte debe ser una actividad divertida y gratificante, no una tortura. Es normal haber pasado una mala noche, tener exceso de trabajo o encontrarse enfermos. En tales casos es más que necesario tomarse un día de descanso y aprovecharlo al 100%. ¡Nada malo puede pasar por un día de relajación!